Mapeo botánico

Mapeo Botánico es un experimento de extracción de colores. Colores hechos con tintas botánicas; de flores, hojas, corteza, frutas y raíces. La obra es un proceso en constante evolución, y una relación de profundización con la vida vegetal y el medio ambiente que me rodea. Todas las piezas que conforman la obra han sido teñidas con plantas que crecen en la comarca de Vejer de la Frontera. Mapeo Botánico es un trabajo específico del lugar.

Para trabajar con plantas una necesita conocerlas, aprender cuáles son, dónde y cómo crecen. Cada planta tiene sus propias características: ¿Qué condiciones favorecen su crecimiento, qué polinizadores atrae, qué larvas se alimentan de ella? El trabajo es en parte investigación, en parte exploración de usos; requiere una cuidadosa atención. ¿Cuando los apios caballares comienzan a florecer? 

La historia de nuestra relación con las plantas es larga y nuestra interdependencia profunda. En el pasado era necesario conocer las plantas que nos rodean para la comida, la medicina, la fabricación y el teñido. Y este era un conocimiento importante y sigue siéndolo, aunque para nuestra vida diaria ya no dependamos tanto de él. En el trabajo con las plantas de una manera práctica es importante saber lo que es tóxico y podría ser potencialmente peligroso.

El proceso de teñido es experimental, lúdico, desordenado. Descubrí que es bueno llevar registros, que es mejor ser metódico, que esto es química y que me gusta. Hago colores que pueden desvanecerse y eso está bien, que no todo es permanente; este es un trabajo de proceso donde un resultado fijo no es necesariamente importante. Si los colores desaparecen, las telas pueden ser teñidas de nuevo.Colecciono flores y mantengo un ojo curioso, abierto a nuevas plantas con las que trabajar. Sólo busco lo que es abundante, a menudo recojo flores u hojas que han caído al suelo. Uno de los métodos que uso son los tarros solares. Los materiales vegetales y las telas se dejan en un tarro al sol. Es un proceso de mínimo impacto y máxima paciencia.

En la paleta de colores de los campos de Vejer Oxalis y Acebuche son las joyas aquí para mí. Por su riqueza de color y presencia, tan ubicua y llamativa. Las acebuchinas que tiñen el suelo bajo los árboles, los excrementos de pájaros púrpuras que encuentro en mi coche, este es un color serio; un hermoso azul púrpura profundo. El Oxalis, Oxalis pes-caprae conocido aquí coloquialmente como vinagretas, es el alegre amarillo que ilumina el paisaje en primavera. Aunque es considerada planta invasiva, no ha demostrado serlo negativamente y hace que el color del tinte amarillo del sol sea tan radiante como la propia flor.

Proyecto procesual, 2017
Tintes naturales, telas y dibujo sobre papel
Tejedora
POLÍTICAS TIERNAS
Talleres creativos dentro del proyecto Itinerarios formativos frente al cambio climático
Categories